CUANDO LA INTEGRACIÓN DE LA CADENA DE SUMINISTRO ES SOLO EDI

Por más de 30 años el Intercambio Electrónico de Datos (EDI) ha sido la base para la integración electrónica de las cadenas de suministro en todo el mundo. Los principios de EDI siguen siendo tan aplicables en la actualidad como lo eran hace 30 años. Sin embargo, los requisitos del intercambio de datos de hoy en día en la cadena de suministro se extienden mucho más allá de las capacidades de EDI por sí solo…

UN POCO DE HISTORIA

En la década de 1980, las empresas que deseaban comerciar electrónicamente con su cadena de suministro normalmente recurrían a los proveedores de la Red de Valor Añadido (VAN). El proveedor de VAN estaba generalmente estipulado por el operador dominante en la cadena de suministro. Los servicios de VAN proporcionaban un buzón para el envío y la recepción de mensajes EDI que se cobraban por kilo de caracteres (independientemente del valor comercial). Las tarifas de configuración y los servicios de transformación que convertían los datos en el formato requerido por el cliente se cobraban a una tarifa adicional.

El modelo de tecnología VAN ha funcionado y durado un tiempo sorprendentemente largo. Sin embargo, han pasado 30 años y las grietas han empezado a presentarse. Las demandas de la tecnología y de los negocios se han movilizado. Las plataformas propietarias detrás de VAN no se prestan al desarrollo y no satisfacen los requisitos de integración modernos. Además, sus modelos de precios son cada vez menos atractivos.

ALTERNATIVAS DE VAN

A medida que la tecnología y la sofisticación empresarial han evolucionado, muchos minoristas y fabricantes han dejado de estar atados a sus proveedores y por ende a la costosa integración del monopolio de la caja negra.

Existen muchos proveedores que pueden ofrecer soluciones EDI basadas en estándares abiertos que son más flexibles, abiertos y más rentables que un VAN. Las capacidades y fortalezas varían significativamente como se esperaría, por lo que cuando se presenta una lista de posibles proveedores alternativos de VAN, hay criterios evidentes con los que deben medirse:

  • ¿Puede el proveedor escalar con el crecimiento planificado?
  • ¿Tiene el vendedor experiencia en todos los mercados en los que es probable que se opere?

Esto se extiende al soporte de estándares regionales, idiomas, zonas horarias y una presencia geográfica local.

  • ¿Es el proveedor capaz de apoyar todos los procesos de negocio que es probable que requiera en el futuro?  

Incluyendo facturación electrónica, EDI Web, logística sofisticada, procesos de almacenamiento, etc.…

LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

El intercambio de pequeños paquetes de datos estructurados en forma de mensajes EDI sigue siendo fundamental actualmente para el funcionamiento básico de la mayoría de las cadenas de suministro y es probable que lo sea durante muchas décadas.

Sin embargo, las cosas están cambiando. Pocos sectores están aislados del efecto Amazon o Uber. Ya sea para hacer frente a los desafíos o aprovechar las oportunidades, el impacto por la globalización o la gobernanza, la transición a una estrategia omnicanal o el cambio de los sistemas de negocio clave en la nube – el viejo cliché del ‘cambio es la única constante’ es la realidad. Ahora todos los ojos están puestos en el ritmo del cambio.

Prácticamente todas las iniciativas empresariales involucrarán a socios comerciales, maquinaria, sistemas, procesos o personas. Todos ellos deberán integrarse en el negocio principal. En este punto ningún CEO quiere tener que ir seleccionar una nueva tecnología a menos que sea absolutamente necesario.

El analista líder de la industria Gartner ha refinado recientemente su posición. En lo alto de la curva ascendente de su ciclo de promoción para la tecnología de integración, han identificado el valor estratégico de un nuevo género de plataformas que llaman HIP (Hybrid Integration Platform).  El vicepresidente de Gartner, Massimo Pezzini, se refiere a HIP como un “Marco de capacidades de integración y gobernanza basadas en las instalaciones y en la nube que permite que las personas con diferentes habilidades (especialista en integración y no especialista) apoyen en una amplia gama de casos de uso de integración”. Tales casos incluyen: diversos escenarios B2B habilitados por la publicación o el consumo de API; integración de aplicaciones empresariales, ya sea en la nube o un centro de datos interno; transferencia de archivos administrados (MFT) de datos grandes o sensibles.

La próxima vez que se encuentre frustrado por su proveedor de integración y revisando alternativas, piense en lo que podría estar a la vuelta de la esquina. Podrían ser iniciativas omnicanal, un cambio hacia aplicaciones y servicios empresariales en la nube, la externalización de funciones empresariales como el almacenamiento, la mejora del flujo de caja con la facturación electrónica o la implementación de la preparación del RGPD a través de MFT.

Puede matar dos pájaros de un tiro. El proveedor de integración adecuado no solo puede 1) Mejorar la seguridad, capacidad de gestión y flexibilidad, sino también, 2) Reducir sustancialmente el tiempo de implementación, el costo y la complejidad.

Recuerde: La integración de la cadena de suministro es solo EDI.

Resuelve tus Dudas de Cadena de Suministro / EDI con un Especialista






    en_USEnglish